Sedación

Sedación

La sedación consciente mejora la experiencia de ir al dentista

¿Miedo de ir al dentista? La sedación consciente está indicada en personas que sienten un alto nivel de estrés, miedo y ansiedad cuando acuden al dentista. Según estudios recientes, el 10 % en la población general tiene miedo de ir al dentista. Lo que ocasiona el descuido de la salud bucodental. Ya que buscan evitar a toda costa cualquier revisión o incluso tratamiento, lo que los lleva a vivir con una molestia constante, hasta que se convierte en un dolor insoportable. La sedación consciente se puede utilizar en pacientes que presentan miedo, falta de cooperación o múltiples morbilidades, incluso con necesidades especiales, como:

  • Síndrome de Down: Las personas con esta afección tienen un retraso en el desarrollo y constituyen la mayoría de los pacientes dentales con necesidades especiales, ya que tienen rasgos característicos: dientes pequeños, nariz aplanada y retraso en el crecimiento.
  • Parálisis cerebral: Los pacientes con parálisis cerebral tienden a tener problemas dentales complicados debido a la falta de sellado labial, mayor tasa de maloclusión, trastorno temporomandibular, dificultad para tragar y desnutrición asociada y neumonía por aspiración.
    Su higiene bucal suele ser complicada para sus cuidadores.
  • Autismo: Las personas con autismo pueden tener interacciones sociales deterioradas, deficiencias en la comunicación verbal y no verbal, actividades limitadas y desinterés, comportamientos repetitivos y respuestas difíciles a los cambios en la rutina, lo que los hace
    candidatos óptimos a este tipo de alternativa.

¿Qué niveles de sedación consciente están disponibles?

La sedación y la anestesia se pueden clasificar como leves, moderadas y profundas, y según los diferentes niveles de conciencia, estado de ventilación y función cardiovascular.

  • Sedación leve: la ansiolisis es la forma más ligera de odontología de sedación y, a menudo, se usa para pacientes con ansiedad leve, procedimientos más prolongados o situaciones más complejas. La sedación leve generalmente se administra por vía oral. Permanece
    despierto o con mucho sueño durante todo el procedimiento y puede respirar por su cuenta, pero sentirá una gran sensación de relajación.
  • Sedación moderada: se utiliza para pacientes con ansiedad dental moderada y para pacientes que necesitan procedimientos más largos o complejos, la sedación consciente a menudo se refiere al uso de sedación intravenosa ligera. Con sedación consciente, permanecerá despierto durante todo el procedimiento, pero estará en un estado de relajación profunda.
  • Sedación profunda: los pacientes que reciben sedación profunda pasan del estado de conciencia a la inconsciencia durante el procedimiento dental. Los pacientes a menudo no recuerdan el tratamiento y no pueden responder a las órdenes, incluso si están despiertos a veces durante el procedimiento.

¿Todas las clínicas dentales ofrecen el servicio sedación consciente?

Debido al grado de especialidad que requiere la sedación consciente, no todas las clínicas dentales ofrecen el servicio

En Mérida, la Clínica Dental Rosel Quijano, que pone a disposición de sus pacientes la sedación consciente, donde el Dr. Pedro Hernán Rosel Quijano; Especialista en Ortodoncia, Implantes Dentales y Odontología, Mínima Invasión con Estudios en México, Suecia, E.E.U.U., España Italia, Suiza, Alemania, Portugal y Emirato Árabe, egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán y la Dra. Alejandra Peraza Monforte; Especialista en Anestesiología, Certificada por el Consejo Nacional de Anestesiología, en conjunto con los mejores equipos de anestesia te brindarán una experiencia reconfortante

Agenda una cita

Haz clic en el botón que aparece a continuación, o también puedes utilizar el formulario en nuestra sección de contacto para pedir información o agendar una cita.